Parador de Zafra

PARADORES >EXTREMADURA > ...


Parador de Zafra
Zafra

Plaza Corazón de María, 7
06300 Zafra (Badajoz)

Reservas

Algo debía estar cambiando, allá por el siglo XV, cuando los Duques de Feria decidieron construirse un castillo de poca defensa y mucho confort. Un castillo de los de andar por casa, lo cual se nota cuando analizamos la fortaleza que ha llegado hasta nuestros días en muy buen estado. Arquitectónicamente es una imponente construcción de nueve torres unidas por muros de altura vertiginosa. Pero todo lo que tiene de castillo por fuera lo tiene de palacio por dentro, gracias a los distintos moradores que fueron modernizándolo con el paso del tiempo.

Intrigados por la historia de este castillo y atraídos por la belleza de Zafra, uno puede dirigirse al parador para experimentar en persona cómo vivía la aristocracia del renacimiento español. Lo primero y fundamental es la sorpresa ante los poderosos torreones, que parecen gigantes cumpliendo su misión de vigías.

Algo parecido sucede al llegar a las habitaciones, sobre todo las que tienen en el techo un maravilloso artesonado con un intrincado dibujo que da mucho que hablar a la hora de irse a dormir. Son pequeños detalles como las butacas, los cuadros o el gran ventanal los que hacen de este aposento un sitio acogedor. Dicen que Hernán Cortés descansó en este palacio, no se sabe muy bien si antes o después de descubrir mundos, un atractivo más para este histórico lugar.

Al salir al patio renacentista del castillo todo se transforma. Lo que era áspero se convierte en suave, y lo defensivo en hospitalario. El mármol blanco refleja el sol que se cuela oblicuo por el cielo abierto, de forma que parece un palacio de cuento con sus columnas, su fuente... El patio es el centro de la vida en el parador, con su mobiliario de hierro forjado y sus mullidos cojines que invitan a sentarse y dejar pasar las horas en un dolce far niente .

Todo el edificio es una larga sucesión de secretos. Los largos pasillos con sus recovecos -escalera arriba, escalera abajo-, subir a la almena con permiso del recepcionista para ver Zafra a vista de pájaro, pasarnos por la biblioteca a descubrir que más historias existen del castillo. Un buen lugar es su cafetería, pequeña pero muy bien equipada, para refugiarse de los calores del mediodía. Al primer síntoma de sofoco, no dudarlo, atravesar el jardín y zambullirse.

¿Y qué se come en palacio? El desayuno es una buena forma de empezar, ya sea con unas simples migas o con una tostada de pan de verdad con aceite de oliva. Los almuerzos son palabras mayores. Cocina con guisos tradicionales extremeños, pero actualizados para los paladares modernos. Destacan sus importantes carnes: codero de Extremadura, ternera de retinto, cerdo Ibérico en todas sus elaboraciones ( Del cerdo hasta las pezuñas... ), sopas de tomate y gazpacho extemeño. En cuanto al dulce, sobresalen las elaboraciones con castañas e higos. Buenos aceites y mejores vinos sirven para completar una suculenta comida de nobles.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 38 dobles, diez con cama de matrimonio, dos con salón y una individual.
SERVICIOS: Antena parabólica, aire acondicionado, bar, piscina de verano, restaurante, jardín.
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Palacio | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI