Parador de Vic

PARADORES >CATALUÑA > ...


Parador de Vic-Sau
Vic-Sau

Paraje el Bac de Sau
08500 Vic (Barcelona)

Reservas

De Vic dicen que es la sexta maravilla de Cataluña. Presume de su largo pasado que se remonta a los romanos, de la presencia de los árabes, de una Edad Media industriosa y feliz y de su reciente pujanza como ciudad próspera.

Pero sobre todo se la conoce universalmente por ser la patria del embutido elevado a categoría de lo sublime. La tierra aquí es generosa, y los productos de la tierra son el gran patrimonio de sus pueblos. No es extraño que la diosa de Gava sea uno de los grandes símbolos de esta zona. Cuando llegamos a su parador, nos encontramos que no está en Vic, sino en un paraje a 14 kilómetros de la ciudad.

Estamos en un lugar solitario, maravilloso, tranquilo, delicioso, junto al pantano de Sau, en el corazón de la comarca de Osona, con la serranía de las Guillerías como telón de fondo. El edificio central parece esconderse entre un bosque, sobre la pendiente que baja al pantano, aprovechando un edificio modernista, con aires pretenciosos de palacete y un gusto exquisito tanto en el exterior como en el interior.

Para algunos, es «una masía catalana con vistas». Aunque el lugar no se presta mucho a pomposas definiciones, hay que reconocer que esos aires decimonónicos del Modernismo le dan un plan de distinción que no siempre se espera de una masía. Su aspecto exterior transmite categoría, con esos balcones con arco de medio punto, amplísimos y abiertos al paisaje. Todo un símbolo de la arquitectura popular catalana, aunque fuera construido en los años 60. Desde un primer momento, sorprende la armonía del conjunto, con las panorámicas sobre el pantano y sus bosques que lo rodean.

La palabra para definirlas es «espectacular». Para continuar, una terraza que se asoma sobre el pantano y una piscina que hace lo mismo y que promete ser deliciosa en los días de verano. El interior sigue en la misma línea. Desde la renovación de 2005, todo se articula en torno a un enorme vestíbulo de suelos blancos, pilastras de madera adosadas a las paredes de ese estilo art decó catalán tan particular. Para cerrar todo, una vidriera modernista en el techo que ilumina y colorea el espacio.

De esta recepción, blanca y luminosa gracias a sus poderosos ventanales, arranca la escalera que lleva a las habitaciones, decoradas con muy buen gusto: muebles sencillos y tapicerías agradables en un ambiente funcional y cálido. Por supuesto que la gastronomía es protagonista. Para los amigos de las setas, tenemos un largo listado. Robellons, ceps, moixernons o rossinyols frente a otra una gran colección de embutidos, con el fuet como elemento esencial. Con los vinos, también hay que ser generosos. Las denominaciones de Cataluña ya ofrecen suficientes referencias.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: Dispone de 42 dobles, cinco con cama de matrimonio, tres con salón y dos individuales.
SERVICIOS: Restaurante, garaje, cambio de moneda, restaurante, piscina de temporada, jardín.
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI