Parador de Verín

PARADORES >GALICIA > ...


Parador de Verín
Verín

32600 Verín (Ourense)

Reservas

Nada hay comparable en Galicia a esta compleja ciudadela fortaleza en los límites entre Orense y Portugal que durante siglos controló el destino de esta región. A sus puertas, con una apariencia a medio camino entre un pazo y la torre del guardián de un castillo se erige el recoleto parador de Verín.

El emplazamiento no puede ser más espectacular, en un otero a dos kilómetros de la población que sirvió en el siglo XVI de colegio de jesuitas y desde donde se domina no sólo el conjunto de Monterrey sino todo el valle del Tamega, cubierto de viñas rodeando a la ciudad de Verín. Estamos, según cuentan las crónicas, en la región que mejor representa el entroido (carnaval), la tierra de los peliqueiros y los cigarróns , de la ruta de la Plata, de los manantiales y el vino.

Como un reflejo en miniatura de la acrópolis que tiene frente a frente, el parador cuenta con su propia torre almenada y una fábrica de sólida piedra que le otorga a su vez un aire guerrero. Al traspasar su puerta de entrada se descubre un ambiente austero, casi marcial, aunque lo suficientemente acogedor como para que el recién llegado ya desee convertirse en alcaide del castillo. Armaduras y detalles medievales mantienen en todo el momento el sueño del visitante que no tarda en creerse parte de una historia de caballerías. Una sensación que se acrecienta aún más cuando se asoma a las ventanas de su habitación y se encuentra el recinto fortificado más grande de Galicia.

En realidad, posee tres recintos amurallados sobre una alargada loma y, entre otros elementos defensivos imprescindibles, destacan la Torre Maestra y la Torre de las Damas. No le falta de nada; incluso conserva su propio puente levadizo. Éste fue el baluarte de Sánchez de Ulloa, conde de Monterrey. Pero también de los Zúñiga, los Viedma, los Fonseca, los Acevedo... terminando, como tantas otras tierras del sur de Galicia, en manos de los duques de Alba.

El parador esta lleno de rincones, patios y jardines (con piscina incluida) donde leer sobre estas familias, pero también sobre la emocionante historia de Monterrey a lo largo de la Edad Moderna. Durante esa época, se construyeron varios conventos y se reforzaron sus defensas con sofisticados baluartes diseñados por Juan de Villarroel y Carlos de Grunemberg, en tiempos de Felipe IV que, en aquel momento, dejó de ser rey de Portugal, viéndose obligado a reforzar las fronteras con lo que fueron sus antiguos territorios. Pero tampoco hay que olvidar la importancia que tuvo en la cultura esta pequeña corte nobiliaria, funcionando como universidad e incluso imprenta. De aquí salió el prior incunable de Galicia.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 22 dobles, y una con salón.
SERVICIOS: Acceso gratuito a Internet Wifi en todo el parador, antena parabólica, bar, restaurante, jardín, salón de conferencias, piscina de temporada, zona infantil...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Naturaleza
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI