Parador de Tui

PARADORES >GALICIA > ...


Parador de Tui
Tui

Avenida Portugal, s/n
36700 Tui (Pontevedra)

Reservas

Por la que fuera una de las siete capitales del Reino de Galicia se suele pasar fugazmente camino de Portugal, mirando de reojo su catedral, pero casi siempre dejando su exploración para otro momento. En realidad, lo más recomendable es reservar una habitación en el parador durante unos días y dejarse seducir por este entorno fronterizo cuajado de castillos, palacios y un patrimonio natural nada despreciable, marcado por el río Miño, ya a punto de desembocar en el océano.

El parador se construyó como otros tantos en Galicia, a finales de los años sesenta, inspirándose en la arquitectura tradicional gallega. Más tarde se le añadirían algunas habitaciones, aprovechando para remozar su decoración. Su emblemática torre de pazo recuerda a la del parador de Verín o al de Baiona -fueron diseñadas por el mismo arquitecto, Jesús Valverde-, pero aquí le antecede un gran porche y una sólida estructura del ala principal de granito que resulta, quizás, aún más elegante. Su situación es inmejorable, a orillas del gran río gallego y con envidiables vistas al casco antiguo de Tui. Todo ello rodeado de un agradable jardín de doce mil metros cuadrados, donde no falta un característico crucero, de esos que aquellas personas que hacen el Camino de Santiago utilizan como guías y lugares momentáneos de reposo.

Al entrar en el edificio se descubre el interior de una casa solariega del país. Ni demasiado grande, ni demasiado pequeña. La abundante madera de castaño en suelos, techos, vigas y escaleras le otorga una calidez que resulta perceptible desde el mismo momento en que se accede a la recepción. No hay grandes lujos, pero nadie los espera. En este rincón de la provincia de Pontevedra lo que se busca es un lugar tranquilo, acogedor, un refugio desde donde descubrir tantos tesoros, comenzando por esa misma Tui, la que fuera corte del rey Witiza en época visigoda y sede de un importante obispado desde el siglo XII. Hace tiempo que su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional y no sólo por su espléndida Catedral, donde se necesitan horas para conocer todos sus secretos.

Desde la piscina del parador se vislumbra esa riqueza monumental, protegida por una muralla del siglo XII que ha llegado hasta nuestros días casi intacta. También se divisa el padre Miño en todo su esplendor. Casi se puede tocar Portugal desde el jardín. En realidad, todavía hay que cruzar un puente para llegar hasta allí. Ese mismo espectáculo se vislumbra desde muchas de las habitaciones. aunque muy en particular desde algunas, como la de la Torre, la 203, la más grande y la que mejor capta ese ambiente tan particular que destila este pequeño hotel con encanto.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 14 dobles, 15 con cama de matrimonio y 3 con salón.
SERVICIOS: Acceso gratuito a Internet Wifi en todo el parador, antena parabólica, bar, aire acondicionado...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI