Parador de Tordesillas

PARADORES >CASTILLA Y LEÓN > ...


Parador de Tordesillas
Tordesillas

Ctra. de Salamanca, 5
47100 Tordesillas (Valladolid)

Reservas

Como un insólito jardín secreto o retiro en mitad de la llanura castellana, este parador lleva más de 50 años siendo un refugio privilegiado de los muchos viajeros que cruzan el noroeste de la península. Fue construido en 1958, pero con su aire intemporal anclado en la arquitectura vernácula de la zona podría ser contemporáneo de muchos de los históricos acontecimientos que han tenido lugar en su entorno. Sobre todo en Tordesillas, que le da nombre, de la que sólo le separa un umbrío bosque de pinos que le otorga un aire edénico. Durante un tiempo, el paso de la autovía del noroeste por sus cercanías mermó en cierto punto sus calidades bucólicas, pero desde el reciente desvío del tráfico por la nueva autovía Valladolid-Salamanca ha recuperado la quietud y el sosiego del que disfrutó durante años.

De su fachada llaman poderosamente la atención sus sobrias columnas de piedra con tonalidades doradas que, desde la última reforma, destacan todavía más al contrastar con el color anaranjado con el que se han pintado las paredes exteriores. El interior podría ser el de una casa solariega, sin grandes lujos ni estridencias, pero que ha sabido mantener un nivel de elegancia natural, mimetizándose con el entorno. La responsable ha sido María Moreno de Cala. Ha impregnado el ambiente de tonos terrosos salpicados de verdes que recuerdan el paisaje que lo rodea, abandonando el estilo estrictamente castellano que dominaba en sus comienzos.

Si los salones son acogedores, sobre todo el que se conoce como La Biblioteca -con chimenea-, lo son aún más las habitaciones, sobre todo las suites , donde la ecléctica aunque sabia mezcla de estilos y muebles antiguos aporta un grado de confort inusitado. No se echan en falta los detalles románticos. En muchas habitaciones destacan los doseles de las camas o los cuadros de motivos florales que, de alguna forma, reflejan el ambiente que rodea el edificio. Como en la mayoría de los establecimientos de la cadena, los cuartos de baño son amplios y con una buena gama de servicios.

Uno de sus puntos fuertes, sobre todo en verano, es la amplia piscina de aguas color turquesa que presiden el jardín. Sigue siendo durante los meses de estío lugar de encuentro de la mayoría de los huéspedes. Ahora también pueden probar los placeres del spa, abierto todo el año, donde se incluye otra piscina con una temperatura constante haga frío o calor.

Pero que nadie se olvide que a muy poca distancia de este oasis se encuentra una de las poblaciones más hermosas y cargadas de historia de Castilla, donde pasó los últimos años de su vida la reina Juana y donde también se esconde en el interior del antiguo palacio real, más tarde incorporado al monasterio de Santa Clara, el conjunto de baños mudéjares mejor conservados de la península.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: Las habitaciones (39 dobles, 27 con cama de matrimonio y dos con salón) son confortables y amplias.
SERVICIOS: Jardín, piscina climatizada y de temporada, baño turco, cambio de moneda, bar, restaurante, tienda...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Naturaleza
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI