Parador de Teruel

PARADORES >ARAGÓN > ...


Parador de Teruel
Teruel

Carretera Sagunto-Burgos, N-234, km. 122.5
44003 Teruel

Reservas

Teruel se está convirtiendo en una alternativa turística para los que quieren realmente algo diferente. Es una ciudad unida para siempre al melodrama histórico de los Amantes de Teruel. Una historia similar a la de Romeo y Julieta, pero a lo mañico . El caso es que estos dos enamorados, que fallecieron al no poder consumar su amor por imposiciones familiares yacen juntos, cogiéndose de la mano en dos sepulcros blancos que son la máxima atracción de la ciudad, casi más que su magnífico mudéjar. Son Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel de Segura, que han sido recordados por plumas de todos los tiempos, como la de Tirso de Molina. En definitiva, es el destino para una escapada romántica de fin de semana.

Cuando se construyó el parador en Teruel era casi una necesidad y rápidamente se convirtió en el eje de la vida social de la ciudad. Alejado de todo, quienes por trabajo y placer arribaban a esta pequeña capital de provincias necesitaban una parada digna y una comida de categoría. Y de ahí el parador. No se aprovechó ninguna de las construcciones mudéjares de las que presume la zona, sino que prefirieron levantar un edificio de nueva planta, inspirado, eso sí, en un estilo neomudéjar. Con aire de palacete, rodeado de jardines con piscina, utiliza arcos que imitan los de otros edificios nobles de la ciudad y azulejos verdes y blancos que le dan un toque entre antiguo y pasado de moda, pero acogedor. Mármoles, azulejería, arcos ojivales y detalles arábigos dan un tono alegre y fresco igual que los tonos pastel de las habitaciones.

Situado a tres kilómetros del centro, por aquí todavía no han pasado las reformas y las habitaciones siguen el estilo más clásico de los paradores, con muebles castellanos y camas con dosel en algunas de ellas, cortinones rojizos y detalles de madera tallada. Lo mejor de todo es su galería con arcadas mudéjares que invita a desayunar bajo el dulce sol turolense.

El comedor es luminoso, la cocina regia, con platos presididos por esa joya gastronómica que es el jamón de Teruel, tan revalorizado en los últimos años. Julián Roque sabe como hacer las cosas y a sus delicadas piezas de ternasco podemos unir su sopa del Perolito o sus Borrajas salteadas con jamón. Para cerrar las natillas de almojábanas, que hacían las abuelas y que ahora se han recuperado en la carta. Una experiencia llena de sorpresas.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 42 habitaciones dobles, 12 con cama de matrimonio y seis con salón.
SERVICIOS: Restaurante, piscina, pista de tenis, aire acondicionado, ascensor, bar...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI