Parador de Sos del Rey Católico

PARADORES >ARAGÓN > ...


Parador de Sos del Rey Católico
Sos del Rey Católico

Arquitecto Sainz de Vicuña, s/n
50680 Sos del Rey Católico (Zaragoza)

Reservas

El de Sos del Rey Católico es un parador de nueva planta pero de los que en Paradores llaman «estilo regional», que no es otra cosa que utilizar los elementos locales de construcción y decorarlos con motivos propios de la zona. El de Sos del Rey no puede competir con el castillo que corona esta villa, una de las cinco que dan nombre a la comarca, pero sus formas hablan mucho de su categoría. Incluso parece justo que el Arquitecto Sainz de Vicuña, creador del edificio que se inauguró en 1975, diera a la calle nombre y oficio, después de tanto peregrinaje de obra en obra por todos los paradores que diseño y supervisó.

Si pudiéramos usar una máquina del tiempo, aquí dormiría muy cómodo Fernando II de Aragón, más conocido como el Católico, apodo que compartía con su esposa Isabel. Las crónicas dicen que Fernando nació en el cercano palacio de Sada, en 1453, y debió de cabalgar frecuentemente por los caminos y páramos de este Aragón fronterizo.

Este parador se alza en uno de los extremos de la muralla y sus formas armonizan con acierto dentro del gran conjunto histórico-monumental. Es nuevo, y eso se nota. La simetría de las habitaciones aumenta su confort, ayudados por sus fantásticas vistas. La gran balconada de madera es uno de los grandes valores de sus alcobas. En todo el recinto podemos hablar de un cierto estilo aragonés poco amante de las vanguardias y generoso en el uso de la madera.

El interior mantiene ese aire señorial de las casas solariegas. Seguimos con la sensación de estar en tierras duras, de reyes y caballeros: vigas de roble en el salón con tapizados de colores alegrando los muebles de estilo castellano. Por suerte, la luz entra a raudales. Si podemos elegir y pagar, hay que pedir la habitación 518, la de la Torre de la Reina, que ostenta la categoría de Habitación Única dentro del parador. Su aparente clasicismo se rompe por sus intensos colores en las paredes que animan el ambiente, iluminación con fibra óptica y una bañera de hidromasaje en el cuarto de baño.

A lo lejos, adivinamos el Prepirineo aragonés y navarro, una atracción casi irresistible. Y eso que la villa tiene mucho que ver: sus calles medievales magníficamente conservadas, y sus murallas con siete puertas, que nos llevan a soñar con tiempos de reconquistas y de reyes poderosos.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 59 dobles, cinco con salón y dos individuales.
SERVICIOS: Antena parabólica, bar, restaurante, garaje, facilidades de accesibilidad...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Rural
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI