Parador de Segovia

PARADORES >CASTILLA Y LEÓN > ...


Parador de Segovia
Segovia

Carretera de Valladolid, s/n
40003 Segovia

Reservas

En Segovia podría esperarse que un parador estuviese ubicado en un edificio histórico, que hay muchos y muy bien conservados. Pues no. En lugar de un parador para visitar, se optó por un parador-mirador para contemplar desde la distancia el insuperable perfil de Segovia. Desde la habitación 408, la visión de Segovia nevada es mágica. La postal, perfecta.

La orgullosa catedral callada bajo la nieve, San Lorenzo ofreciendo sus respetos al acueducto y todo el cauce del Eresma marcando sus curvas por una espesa arboleda que nos lleva hacia la Fuencisla. Detrás, los tejados del Alcázar más propios de Disneylandia que de un castillo castellano.

Por su estilo y su distribución, podríamos pensar que es casi un chalet, pero a lo grande, a imagen y semejanza de otros que se instalan por los alrededores. Sus líneas modernas y su poderosa arquitectura se saturan de luz. Sin complejos y sin problemas, que la arquitectura de los setenta también tiene su lenguaje. En este caso, el arquitecto Joaquín Pallars se puede sentir muy orgulloso. Gran parte del éxito de este lugar se debe al equipo. Eduardo Ollé, el director, puede convertirse en el mejor guía de la ciudad, y Javier, en la recepción, no duda a la hora de contar un secreto sobre un pueblo, un artesano o una fiesta. Segovia sabe que el turismo es una industria y la hospitalidad es su combustible.

Las habitaciones son de generosas dimensiones, pero en este edificio el gran valor reside en los espacios comunes. El comedor, el bar y las terrazas son los sitios más frecuentados, como también lo son las piscinas. En verano, la exterior, aunque tiene más éxito la climatizada en los rígidos inviernos segovianos, que no acaban de beneficiarse del cambio climático. La cocina es uno de los puntos fuertes. Los obligados corderos y cochinillos dejan cada día más espacio al ciervo con grosellas o el magret de pato con manzana caramelizada, o el bacalao del Terminillo (en honor a la finca donde se encuentra el parador) con ali-oli de almendras. Fernando Calvo, jefe de cocina, siempre tiene alguna idea nueva. Sólo en los postres es inflexible, porque el ponche segoviano no tiene rival.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: Las habitaciones (77 dobles, siete con salón y tres individuales) son amplias y confortables, con espléndidas vistas sobre la ciudad.
SERVICIOS: Restaurante, spa, tienda, aire acondicionado, antena parabólica, gimnasio, pista de tenis, sauna, piscina...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Moderno | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI