Parador de Santo Domingo de la Calzada

PARADORES >LA RIOJA > ...


Parador de Santo Domingo de la Calzada
Santo Domingo de la Calzada

Plaza del Santo, 3
26250 Sto. Domingo de la Calzada (La Rioja)

Reservas

Más de nueve siglos lleva ya este hospital de peregrinos acogiendo a caminantes cansados y hambrientos. Desde hace más de cuarenta años recoge también a viajeros no tan esforzados ni tan piadosos como los que llegaban aquí en tiempos de Santo Domingo, su fundador. Este monje nacido a orillas del Río Oja construyó este hospital en el siglo XI para acoger a los peregrinos del Camino de Santiago, y darles así no sólo un lugar dónde dormir y comer, sino también buenos cuidados y protección. Además, construyó una nueva vía hacia Compostela, que sería el comienzo de la construcción de una nueva villa, que debe mucho al santo.

Hoy, como parador, este hospital sigue teniendo la misma función, aunque ha cambiado mucho en su aspecto exterior. Piedra y ladrillo en una sólida fachada que evoluciona con la historia. Su interior mantiene el solemne carácter histórico: arquerías góticas, grandes pilares de piedra, artesonado de madera, un retablo gótico, muebles que evocan el medievo e incluso unos ángeles románicos que cuelgan de los muros de la escalera principal.

La cercanía del parador a la catedral anima a disfrutar del pasado. El ambiente, a pesar de la grandiosidad, es cálido y acogedor, a lo cual ayuda una adecuada iluminación. En las habitaciones se han escogido materiales nobles y tapicerías de colores vistosos, y en algunas de ellas se ha optado por las camas con semi-dosel. Tanto, que algún que otro peregrino se toma un día libre para estudiar los tintos de la zona y recuperar la fuerza en las piernas porque Roncesvalles quedó lejos y hasta Santiago hay muchos pasos aún.

El parador tiene ya sus años y la renovación se ha hecho en diversas épocas de su larga vida. Lo que siempre ha sido excelente es la cocina. Las menestras, las patatas con chorizo, los pimientos rellenos, cordero de cameros, milhojas de peras... Todo muy poco monacal, pero muy reconstituyente para el peregrino de a pie. Lugar de paso imprescindible, su lista de huéspedes ilustres es larguísima, sin que falten nobles, políticos, artistas e incluso el Príncipe de Asturias y sus hermanas que, en 1993, cuando recorrían el Camino de Santiago, hicieron noche en este parador.

Fuera nos espera la típica villa jacobea de calles rectas, con una joya que brilla sobre todas y que es su catedral. Y por todas partes nos acompaña el santo, sus historias, leyendas y milagros, como el del peregrino y el gallo que cantó, una historia que se repite en muchos rincones de Europa.

En resumen, reza la leyenda: Un peregrino y su mujer iban a Santiago con su hijo, un guapo mozo. La hija del posadero se quedó prendada del muchacho, pero él no le hizo caso y ella, despechada, le acusó al día siguiente de haber robado una taza. Juzgado, el mancebo fue ahorcado y los padres, muertos de pena, continuaron camino. Pero Santo Domingo sostuvo al chico por los pies y cuando sus padres regresaron, vieron con asombro que su hijo estaba vivo. Acudieron al juez, quien incrédulo y fastidiado porque le habían interrumpido la comida, aseguró que si era verdad lo que decían, que cantara el gallo que en esos momentos se estaba zampando. Y el gallo cantó y se puso a caminar. La pérfida doncella fue condenada. Y desde entonces por las calles aparece el gallo que, junto con la venera de Santiago, son los símbolos más reproducidos de esta ciudad.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 52 dobles, siete con cama de matrimonio y dos con salón.
SERVICIOS: Aire acondicionado, antena parabólica, ascensor, bar ...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI