Parador de Málaga Golf

PARADORES >ANDALUCÍA > ...


Parador de Málaga Golf
Málaga Golf

Autovía A7 Málaga-Algeciras
(Salida Coín, km. 231)
Málaga

Reservas

Se contabilizan hasta dieciséis playas en los catorce kilómetros del litoral de la capital malagueña. Más que suficientes para que haya no un parador, sino dos: el de Gibralfaro, en la misma capital, y el cercano Málaga Golf, que es un auténtico monumento a este deporte. Éste fue el pionero de esta Costa del Golf que se extiende por Málaga. Corría el año 56, mucho antes de que tuviésemos campeones célebres como Ballesteros u Olazábal y las autoridades turísticas encargaron al entonces número uno de este deporte, Robert Trent Jones, que construyese un campo de golf junto al aeropuerto de Málaga. La idea fue todo un éxito y los turistas comenzaron a llegar con este reclamo, que ha resultado ser casi infalible.

Años antes, el británico Harry Sephard Cold había creado un recorrido de nueve hoyos, que después sería ampliado hasta los 18. Es un recorrido exigente, pero también al alcance de cualquier aficionado al golf, con el mar al fondo, las palmeras sombreando los green y dos hoyos junto a la orilla del mar. Y un clima que sigue siendo la envidia de cualquier residente a ambas orillas del Támesis.

Se trata de un campo con dunas de arena, palmeras, mimosas, eucaliptos y pinos que bordean su recorrido, uno de esos lugares que te hacen sentir un poco fuera del mundo, en un micro-universo poblado de golfistas, que tienen su propio lenguaje y su propio ritmo.

Con la última ampliación nos encontramos con un edificio con forma de F, que apuesta por la horizontalidad para estar más cerca del green , que aquí es lo que cuenta. Las terrazas de las habitaciones se abren alrededor del jardín y de la piscina circular, otro de los puntos clave del complejo, que en conjunto resulta espectacular.

El interior es muy funcional. Maderas pulidas y tonos blancos luminosos en su amplio hall de recepción, que continúa en la cafetería, de aire casi escandinavo, y en el restaurante, también en maderas claras y mantelerías blancas. En las habitaciones se mantiene ese aire sencillo y de líneas simples, con muebles escogidos con buen gusto y algunos toques cálidos como las camas con dosel de madera y cortinajes de visillo blanco, casi coloniales.

El resultado: un lugar al que apetece ir en cualquier época del año, para jugar al golf o para disfrutar junto al mar. A esto se une una buena gastronomía, sencilla por aquello de dar imagen de deportista, con sus gazpachos, sus ensaladadas, sus almejitas y sus espetones de sardinas. Que la sencillez es buena compañera del deporte...

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 72 habitaciones dobles, 10 con cama de matrimonio y seis con salón.
SERVICIOS: Campo de golf, piscina de temporada y de verano, pista de tenis, tienda, restaurante, hilo musical, jardín...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Mar
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI