Parador de Ferrol

PARADORES >GALICIA > ...


Parador de Ferrol
Ferrol

Almirante Fernández Martín, s/n
15401 Ferrol (A Coruña)

Reservas

Todo Ferrol respira un aire marinero inconfundible y no podía ser menos su parador. De él se ha dicho que «no es faro; pero, tal vez, sí farol; y, desde luego, linterna o lucernario: guía conveniente y necesaria de su ría y de unas cercanas pero amplias geografías». Frente a su puerta de entrada protegida por un amplio pórtico, aparece un ancla, varios cañones y también el palacio de la Capitanía de la zona militar del Cantábrico y un obelisco dedicado a Damián Churruca, que murió heroicamente en Trafalgar tras perder su navío el San Juan Nepomuceno.

Situado en un terraplén ajardinado que sirve de mirador, se domina desde él esa muralla defensiva que comienza en los Arsenales y termina en los baluartes de San Felipe y La Palma. Han cambiado los tiempos, la presencia de la Armada lleva años diluyéndose, pero resulta imposible olvidarse de su estrecha vinculación con la ciudad. El mar siempre se presiente a lo lejos.

Por otra parte, sólo hay que observar el edificio del parador para saber de inmediato que estamos en Galicia. Más aún, sus rotundas trazas podrían interpretarse como la esencia de una mansión gallega, con sus galerías acristaladas. Y esa combinación del granito con el blanco de las paredes tan representativo de la arquitectura marítima de la zona noroeste no puede ser más revelador. El conjunto es sólido, casi macizo, sólo aligerado por la profusión de ventanas.

En su interior, el homenaje a la Armada y al mar es absoluto. Cualquier oficial se sentiría cómodo en este entorno confortable, severo, cuajado de referencias y motivos navales. Hay multitud de mapamundis, portulanos, objetos marineros y mucha madera que añade calor al ambiente. Los muebles tienen un aire intemporal que provocan seguridad y sosiego. Un antiguo farol de barco en la escalera principal, dicen que copia del que Álvaro de Bazán tuvo en su nave, conduce a las amplias habitaciones donde se prolonga este mismo estilo. Prima la comodidad sobre el diseño, en un fondo de tonos ocres y oscuros. Si se puede elegir, hay tres con miradores o balcones que se abren a la ciudad y sobre todo al puerto. La mejor es la número 25.

El parador no puede estar mejor situado, ya que se construyó en esa frontera invisible entre la ciudad vieja de traza medieval y la nueva Ferrol racionalista que nace en el S.XVIII. Para quien no haya estado en esta ciudad gallega en los últimos años, se va a llevar una sorpresa. Se han remozado calles y fachadas. Se han abierto nuevos centros culturales como el dedicado a Torrente Ballester, ubicado en el antiguo hospital. Y casi sin darnos cuenta, la ciudad se va abriendo a la ría, conquistando terreno a la hasta hace muy poco omnipotente presencia militar.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 27 dobles, seis con cama de matrimonio, una con salón y tres individuales, todas ellas espaciosas y acogedoras.
SERVICIOS: Tienda, antena parabólica, bar, restaurante...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Regional | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI