Parador de Cazorla

PARADORES >ANDALUCÍA > ...


Parador de Cazorla
Cazorla

Sierra Cazorla, s/n
23470 Cazorla (Jaén)

Reservas

Desde el pueblo de Cazorla hay que conducir todavía 26 kilómetros de curva y contracurva de carretera serrana casi escondida en un bosque maravilloso, para traspasar el puerto de las Palomas y descender al Valle del Guadalquivir. Y de nuevo ascender hacia el recóndito paraje, Sacejo, donde se sitúa el parador.

Tranquilos. Es fácil llegar. Está señalizado y nadie se pierde, aunque es un lugar para eso: simplemente para perderse. Ni sirenas, ni ruidos de obras, aquí no se escucha nada. Este es territorio de las cabras montesas y los muflones, que habitan en lo alto de las montañas, y de las águilas que planean en el cielo.

El parador fue inaugurado en 1965, recuperando todo el ambiente de las viejas cortijadas serranas. Su poderosa estructura se actualiza con colores novedosos. Muebles castellanos, suelos de barro y espacios amplios en torno a un patio, como buen cortijo que se precie. Seguro que nos recomiendan las habitaciones 11 y 12, con unas excelentes vistas hacia el valle.

Si se puede, hay que pedir, pagar y disfrutar la habitación número 35, conocida como la Violeta de Cazorla, bautizada así en honor de esta flor endémica de la zona. Es un contrapunto sobre el resto de la decoración. Es moderna, contemporánea y sumamente luminosa. Detalles, los justos, pero respetando la esencia de esas cortijadas que inspiraron en su día la construcción de este hotel. Es un buen lugar para esos amantes del senderismo, para esos mochileros de marca que llevan la tecnología a todas las prendas de su cuerpo porque el mundo outdoor también cree en el diseño. Con un buen baño antes de la cena, se valora mejor el esfuerzo de la ascensión a un mirador o los esfuerzos de una jornada de observación de aves.

Para el invierno, que es duro, incluso con nevadas abundantes, unas chimeneas ponen la nota de hotel serrano e invitan a contar historias. Montañeros, amantes de la naturaleza, cazadores y familias son el público más fiel de un parador que mantiene sus principios. Las jornadas de cocina micológica y los guisos de venados y jabalís también puede ser excusa. Todo es una cuestión de estilo.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 34 dobles.
SERVICIOS: Jardín, piscina exterior, bar, salón de estar...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Moderno | LOCALIZACIÓN: Campo
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI