Parador de Calahorra

PARADORES >LA RIOJA > ...


Parador de Calahorra
Calahorra

Paseo Mercadal
26500 Calahorra (La Rioja)

Reservas

La historia apostó duro en estas tierras. Por Calahorra pasaron los cartagineses, los romanos, los moros y hasta el eterno Cid, que combatió aquí contra Martín González de Aragón y por supuesto le ganó. Y siguieron pasando pueblos y gentes. Fue un lugar importante durante la reconquista por ser plaza de frontera . Por aquí estuvieron Felipe V, José Bonaparte y Espartero, famoso por no querer aceptar la corona de España. Famoso fue también su Corral de Comedias, que decían que era alma gemela del escenario de Almagro.

Lo que cambio la vida cotidiana fue la llegada del ferrocarril y Calahorra vivió una segunda Edad de Oro, convertida en parada de viajeros propios y ajenos. Eran épocas de viajantes, comerciantes y buscavidas de toda clase y condición. Incluso puede presumir de haber tenido lo que fue la casa de citas más famosa de España desde los años 20. Su nombre es un referente del amor, la Casa de la Rosa.

La historia ayuda a nuestra estancia en este parador. Estamos ante un enorme edificio de ladrillo a orillas del Cidacos, rodeado de jardines, que refrescan el ambiente y suavizan el duro urbanismo del entorno. Hay un cierto aire a balneario urbano a pesar de estar en pleno centro, con esa escultura de La Matrona, que a muchos intimida y para otros es todo un símbolo del feminismo.

Nada más atravesar la puerta principal disfrutamos de una fuerte ambientación de los años 90. Un divertido mestizaje de ladrillo y arte. Para olvidarnos de que el parador es moderno, se ha decorado con detalles medievales, incluido un retablo gótico que adorna uno de sus rincones. Hay bargueños de madera tallada, lámparas de aire antiguo y tapices de simbología historicista. Aquí, los espacios son amplios y los ventanales iluminan grandes salones con una ambientación poco iconoclasta, al estilo de los paradores más clásicos.

Aquí, en La Rioja, la gula no es pecado y no beber vino está casi prohibido. El arte y la naturaleza es importante, pero muchos vienen por el noble arte del yantar, y el parador lo tiene muy en cuenta. En su restaurante se sirve lo mejor de una cocina que es célebre por el buen uso de las verduras. Los espárragos compiten con las habas frescas. Los ajetes, las alcachofas y la coliflor salen de la huerta al plato, pero siempre hay quienes repiten una y otra vez con sus pimientos rellenos. Mi opción, las borrajas o el cardo, menos famosos pero igual de sabrosos. ¿Cuántos pueblos pueden presumir de tener una escultura dedicada a las verduras en el corazón de la ciudad?

Tanta verdura nos permite un exceso en el plato principal. El bacalao siempre es una materia prima muy cotizada en las tierras del interior. La opción obligada será el cabrito asado de Cameros, pasando por los otoñales hongos, níscalos o boletus, que justifican la visita en temporada. Todo con recetas ancestrales y a veces incluso secretas, o al menos eso dicen los responsables del comedor. Su chef, Ramiro Archillo Dolado, es toda una institución en la zona.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 34 dobles.
SERVICIOS: Jardín, bar, sala de juegos infantiles, tienda, restaurante, cambio de moneda...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Moderno | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI