Parador de Benavente

PARADORES >CASTILLA Y LEÓN > ...


Parador de Benavente
Benavente

Paseo de la Mora, s/n
49600 Benavente (Zamora)

Reservas

Quienes pasan de largo por Benavente se pierden no sólo sus preciosas iglesias románicas sino también la oportunidad de conocer o incluso alojarse en el antiguo palacio del rey Fernando II, el que fuera «el mejor castillo-palacio de España», según consta en el documento de transmisión de fecha 17 de mayo de 1389 en favor del noble Pimentel. Si deciden hacer un alto en el camino, sobre todo en verano, la sorpresa con la que se van a encontrar es doble. No sabrán si les impresiona más el idílico jardín que rodea la piscina o la caprichosa forma de la Torre del Caracol, último testigo del que fuera palacio real de la corte leonesa. A 260 kilómetros de Madrid, el parador de Benavente es el lugar perfecto para relajarse, disfrutar de un baño, sentirse huésped de un rey, probar los manjares de la mesa zamorana y tras una noche de descanso y un suculento desayuno, seguir camino. Aunque no antes de haber conocido la iglesia medieval de Santa María del Azogue.

En realidad lo único que se conserva de aquel palacio que construyó el rey Fernando en 1176, en las cercanías de lo que entonces se conocía por Malgrat, es esa llamativa torre de tonalidades doradas. La ampliación del edificio se ha hecho de forma tan sabia que apenas se nota. Ni desde fuera, donde una combinación de galerías y terrazas de piedra, ladrillo y madera se funde con la sillería medieval, ni por dentro, donde se ha recreado con fortuna el ambiente de la época, con la inclusión de grandes tapices que cubren las paredes de las salas nobles. Lo más llamativo es el artesonado mudéjar que se ha traído de una cercana iglesia para cubrir el salón principal.

Hasta dos veces se reunieron las Cortes en Benavente, seguramente en este espléndido espacio. Se sabe que Doña Juana y Don Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II y su hijo el Infante Don Carlos se alojaron en él antes de que en 1808 tuviera lugar, en sus inmediaciones, una importante batalla entre franceses e ingleses. El resultado fue la quema de mucho de los tesoros artísticos de la ciudad, incluido gran parte del castillo, que quedó deshabitado hasta su conversión en parador en 1970. Aunque desde cualquiera de las habitaciones se contempla el paisaje, las más recomendables son las del piso superior. La decoración se caracteriza por un estilo castellano de tonos austeros que en las dobles especiales se rompe con muebles clásicos y una paleta de colores más cálidos.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: Cuenta con 30 confortables y amplias habitaciones dobles, tres con cama de matrimonio, tres individuales y dos con salón.
SERVICIOS: Jardín, restaurante y bar, ascensor, salón de conferencias, plazas de aparcamiento y, en las habitaciones, minibar, televisor con Canal Plus, teléfono y aire acondicionado.
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Castillo | LOCALIZACIÓN: Campo
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI