Parador de Ávila

PARADORES >CASTILLA Y LEÓN > ...


Parador de Ávila
Ávila

Marqués Canales de Chozas, 2
05001 Ávila

Reservas

A Ávila ya no se va sólo para vistar las murallas, los conventos, la catedral, los Cuatro Postes y las imprescindibles confiterías para comprar las famosas yemas de las cajas con jeroglífico. Sin perder ese aire austero de toda la vida, porque la sombra de Santa Teresa es muy alargada y el clima extremo de Ávila pesa mucho, la ciudad castellana se ha modernizado en los últimos años.

El parador de Ávila está en el centro de la ciudad, adosado a su muralla milenaria y rodeado por iglesias, conventos, casonas nobles y otros palacios como el que el propio parador ocupa. Es el palacio Piedras Albas, un edificio noble del siglo XVI, donde vivieron algunos familiares de Santa Teresa, por lo que uno se puede imaginar a la santa, antes de serlo, correteando por sus estancias. Una construcción enorme, monumental y profundamente castellana, adornada por un torreón igualmente sobrio, cuadrado y rematado por almenas.

Si por fuera es monacal, por dentro nos sorprende tras la última reforma. El color y las sensaciones han tomado sus espacios comunes. Las nuevas habitaciones se han engalanado de la mano de Pascua Ortega, que ha conseguido una exquisita ambientación sin perder alguno de sus elementos tradicionales más emblemáticos. El granito aporta la austeridad. El barro cocido y el mobiliario absorben la nota castellana, casi teresiana, ahora travestida de funcionalidad y líneas modernas. En los suelos, alfombras de nudos, y en las paredes, los típicos esgrafiados y cuadros de tonos vivos y tapicerías para dar ese contrapunto necesario. En definitiva, un conjunto agradable y acogedor, y esa sensación nos la llevamos a nuestro dormitorio. Es fácil sentirse a gusto en estas estancias amplias, algunas con camas con dosel, y dimensiones generosas.

Pero lo mejor está en los exteriores. Tras la última reforma, el parador ha tenido el acierto de abrirse hacia el jardín, un verdadero oasis en el que se pueden ver valiosas piezas arqueológicas, como sarcófagos, pilas bautismales e incluso un verraco de la cultura de los castros del siglo IX . Nos tomamos una cervecita en las mesas que se instalan fuera cuando llega el buen tiempo, sin olvidar algo de abrigo, porque a la sombra siempre hace fresco. Y como en toda tierra castellana, nos colamos en sus fogones porque suelen ser garantía de buenos platos. Y, de nuevo, el parador no nos defrauda con sus buenos pucherotes teresianos , cochinillo asado, chuletón de ternera, judías de El Barco y las excelentes yemas de la Santa, y todo en un comedor con vistas al jardín que es uno de los mayores logros.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 46 dobles (cinco con cama de matrimonio), cuatro con salón y seis individuales.
SERVICIOS: Jardín, restaurante y bar, aire acondicionado, garaje, salón de conferencias...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Palacio | LOCALIZACIÓN: Ciudad
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI