Parador de Arcos de la Frontera

PARADORES >ANDALUCÍA > ...


Parador de Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

Plaza Del Cabildo, s/n
11630 Arcos de la Frontera (Cádiz)

Reservas

La antigua Casa del Corregidor de Arcos ha servido para instalar un parador de esos que gustan a todo el mundo y, en particular, a los turistas extranjeros que están encantados de vivir por unos días en un auténtico palacio andaluz. Cuentan en Arcos que el edificio sirvió de refugio para los amoríos entre un corregidor y una molinera, amiga de toda clase de aventuras. La leyenda, escrita por Pedro Antonio de Alarcón en el siglo XIX y conocida como La Pícara Molinera , también sería llevada al cine por Paco Rabal y Carmen Sevilla. Cuando el palacio fue abierto como parador en 1966 siguiendo los planos del arquitecto José Luis Picardo, el edificio mantuvo la esencia de ese andalucismo romántico. En definitiva, un lugar cargado de magia, que ha inspirado a los genios más vanguardistas del siglo XX, como Picasso o Dalí.

Sólo por su ubicación ya merece una visita. Con su patio central de tonos rojizos, enmarcado por unas poderosas arcadas blancas y con sus azulejos, sus palmeras e, incluso, su pozo central, como marca la tradición. Pero todos, locales y extranjeros, están encantados de disfrutar de unas vistas como las que se tienen desde la terraza y el comedor de este parador: a nuestros pies, la vega del río Guadalete y el casco antiguo de Arcos, un maravilloso pueblo blanco. Si tenemos que pedir una habitación, que sea la 9 o la 18. Y si tenemos que dar un consejo para el restaurante, la urta a la roteña o las almejas con espinacas o el pez espada a la molinera, que el mar casi se huele en los fogones de José Miguel, el jefe de cocina.

La potente decoración de las habitaciones pone un contrapunto a los exteriores. Una galería corrida de madera que se asoma sobre su terraza mira hacia el horizonte, casi infinito. Estamos sobre una peña que ha sido testigo de la historia de un pueblo, desde los primeros fenicios hasta los reyes y caballeros de la Reconquista. Por la Plaza del Cabildo, donde se abre la puerta del Parador, nos contempla también la Historia y algunas leyendas de bandoleros y guerrilleros no tan antiguos, que merecerían ser reales. Fuera también, y junto al parador, está el Castillo, que fue de los duques de Arcos y en el que hoy viven los marqueses de Tamarón.

No somos los primeros ni los últimos en asomarnos por este mirador privilegiado. Ya lo hicieron el general De Gaulle, que vino para escribir parte de sus memorias y hasta encargó una cama a su medida, o Antonio el Bailarín, que rodó varias escenas de El sombrero de Tres Picos en Arcos, en 1973. Por supuesto, el mismísimo Jesulín de Ubrique, héroe de la tierra, también está entre los asiduos clientes del parador, porque el corazón también gusta de estos palacios.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: 15 dobles, 5 con cama de matrimonio y 4 individuales.
SERVICIOS: Aire acondicionado, antena parabólica, calefacción, bar...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Histórico | LOCALIZACIÓN: Campo
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI