Parador de Alarcón

PARADORES >CASTILLA-LA MANCHA > ...


Parador de Alarcón
Alarcón

Avda. Amigos de los Castillos, 3
16214 Alarcón (Cuenca)

Reservas

En una ruta por los ríos manchegos no es posible pasar de largo sin fijarse en esta fortaleza medieval levantada por los árabes en el siglo VIII. Aquí se alojó Alfonso VIII y, más tarde, los Marqueses de Villena. Condes, duques, pillos y vividores tuvieron la dicha de disfrutar de este lugar hasta que se inauguró en 1966 como Parador Nacional. Actualmente, este castillo se ha convertido en un maravilloso mirador sobre un meandro del río Júcar, donde se encuentran La Mancha y el Levante, con un entorno que tiene mucho de literario y algo de irreal. Algunos dicen que es la huella de Don Juan Manuel, autor de los famosos cuentos del Conde Lucanor.

Como parador sigue siendo monumental e inspirador: Guarda su Torre del Homenaje, sus almenas y un interior en el que se ha conservado el envoltorio, sobrio y respetuoso con el edificio original. Por suerte, todo ese aire medieval se ha suavizado con una mezcla de estilo moderno y clásico, con pinceladas rojas y anaranjadas que contrastan con el carácter medieval y solemne de la construcción. La redecoración de 2003 de la mano de María Moreno lo ha convertido en un hotel muy cómodo, bien iluminado, con muebles de líneas modernas, que alivian tanta dosis de ladrillo.

A muchos clientes sorprende la carga de arte contemporáneo con que cuentan los grandes espacios comunes. Un lujo que no se puede pasar por alto, con una magnífica colección de pintura que nos recuerda que no muy lejos está el museo de Arte Abstracto de Cuenca. En las plantas superiores, obras de Sempere compiten con creaciones de Amadeo Gabino o Álvaro Delgado, entre otros, porque siempre queda un buen pliego de ladrillo macizo para Menchu Gal y Martínez Novillo. La estrella es Tàpies, con una gran pieza que vigila todo el comedor. Carlos Ruiz, chef jefe después de treinta años de trabajo en la casa, da su bendición a los platos de bacalao al ajo tostao, su morteruelo, su helado de queso o su tarta de tres chocolates, que bien justifican una visita.

Lo mejor, optar por el alojamiento. Amantes de la arquitectura, elegid la habitación 102, con su fantástica bóveda. Los que necesiten una habitación con vistas tienen la opción de la 104. Para escapadas de placer, recomendamos la habitación 106 del Infante Don Juan Manuel. Allí, en lo más alto de la Torre del Homenaje, podremos dar rienda suelta a la pasión bajo el rojo dosel que cubre la cama. Esta habitación guarda un cierto aire mágico, como de fortaleza. Incluso podremos salir a gritar nuestro amor a los cuatro vientos, desde la antigua almena vigía inferior de la Torre, a la que sólo se puede acceder por aquí. Las vistas son inmejorables.

Reservas

DATOS ÚTILES
HABITACIONES: Dispone de ocho dobles y una suite.
SERVICIOS: Aparcamiento exterior, jardín, salón de estar, bar, restaurante, cambio de moneda, TV satélite...
PRECIO: Desde 60 euros | TIPO DE HOTEL: Castillo | LOCALIZACIÓN: Campo
PARADORES.COM.ES | 2010 | LSSI